martes, 17 de febrero de 2009

El Atleti que hereda Abel

Diez días de trabajo no dan para mucho y aunque el concepto de Abel en el campo es fácil de iniciar, no lo es tanto de desarrollar con la eficacia necesaria. Necesita ser trabajado, y más aún cuando se trata de deshacer vicios adquiridos durante dos temporadas y media.

Aumento de la presión, líneas más juntas y adelantadas son el sello de este nuevo Atleti en el pitido inicial; sin embargo, a medida que transcurre el partido, las líneas se van abriendo, la defensa se va retrasando y la presión, como consecuencia de ello, va disminuyendo y agotando a los “presionadores”.

El equipo se sigue partiendo. La defensa en línea “recula” hacia atrás y peca de rigidez, “tirar la línea” no significa olvidarse de la marca. El “falso” centro del campo permanece “enganchado” arriba y cede el control y la circulación al contrario. El inicial 4-4-2, termina convirtiéndose en el terrible y suicida 4-2-4 y cualquier equipo que juegue con cualquier sistema, tendrá superioridad en la zona media, construirá sin mucha oposición y dificultará nuestra circulación con una mínima presión.

Se dice que en un equipo de fútbol el portero salva, la defensa aguanta, el centro juega y la delantera resuelve. En el Atleti que hereda Abel, el portero salva poco, la defensa aguanta de vez en cuando, el centro no juega y la delantera no siempre resuelve. Abel tiene todavía mucho trabajo por delante.

11 comentarios:

atletista sin solución dijo...

Una verdad como un templo lo que acabas de escribir. ¡Menuda papeleta tiene Abel! Las intenciones son buenas, pero necesita tiempo y como en el Atlético en particular y en el fútbol en general se vive sólo del presente, no sé yo si va a tener mucho éxito.

Veremos.

Saludos.

fernando dijo...

Se podría probar el sistema del Barcelona, un 4-3-3. Así, podrían jugar Simao, Agüero y Forlán en punta; en el mediocampo, un pivote defensivo (Camacho) y dos interiores por ejemplo Maxi y Banega.

un abrazo.

Hele Atlética dijo...

El último párrafo es genial. Resume perfectamente lo que somos. No le arriendo las ganancias al bueno de Abel.

Un abrazo
Hele

Jorge dijo...

Estoy con Fernando se deberia intentar como se hizo en Huelva que se jugo a veces con un 4-3-3
De todas formas este equipo tiene "vicio" de Caguirre,se vio el otro dia
Yo solo le pido
PERNIA NO

Borja Corchado dijo...

Creo que hay que dejarle tiempo a Abel, pero la realidad es que el equipo tiene bastantes carencias. Las principales, la falta de un canalizador del juego que lleve el tempo del partido que más le interese al Atleti; y la baja forma física de los jugadores. El equipo, tal y como dices, Miguel, se parte en los segundos tiempos, la presión del arranque deja de existir, y está claro que es un problema de preparación física que Abel ya dejó entrever en la rueda de prensa posterior al partido de Huelva.

Un abrazo

CALIGULA dijo...

El Kun no anda en su nivel. Así lo demuestra también en la selección argentina.

Un abrazo!

DRJ dijo...

Yo lo dije cuando llegó, me parece un marrón muy gordo el que se ha comido Abel y no sé si está preparado para zamparse un plato tan indigesto.

Veremos a ver lo que pasa, pero yo con este panorama no me pondría más obejtivos que entrar en champions y para la temporada que viene resolver las carencias del equipo.

Un saludo de cibermadridista.blogspot.com

Alejandro dijo...

¿Los presionadores? Miguel, el concepto de presión es un todo, y la ejerce el central cuando adelanta las líneas, el lateral cuando cierra banda y presiona, el mediocentro y el extremo. La presión es un todo y como tal la ejerce todo el equipo. Que no nos confunda ver a Eto´o detrás de la pelota correr más que nadie y pensemos que es quien presiona.

Ronaldinho no corría y sin embargo presionaba como nadie.

Lo que si hay que tener claro es que el posicionamiento a la hora de implementar la presión tiene que ser excelso. Si dejas huecos, si no hay equilibrio ni racionalidad en la ocupación de esos espacios, el rival encuentra auténticos carriles por los que "salvar" la línea de presión.

La ley de la economía del esfuerzo. Si todo es equilibrio el gasto físico y energético será mucho menor.

Y por supuesto, hay que tratar de cumplir una de las máximas de este deporte: Campo pequeño al defender y campo grande al atacar. Y si el equipo no responde como un todo a la hora de lanzar la presión, todo tambalea.

Perdón por la mini-chapa teórica, pero era lo único que podía puntualizar del artículo en el que, en el fondo, estoy de acuerdo.

Bocha dijo...

Hola que tal

Soy Bocha, creador del blog Abran Cancha. Estoy muy interesado en tener un intercambio de links con tu blog, la verdad que me ha gustado mucho y seria un honor tenerlo entre mis enlaces. Un abrazo grande.

Si quieres agrégame a seguidores…

www.abran-cancha.blogspot.com

No, gracia a vo´ dijo...

Desde luego tocayo! Encima tiene que lidiar con un equipo a mitad de camino y muy irregular. Esa mentalidad es difícil de cambiar.
Somos un equipo que dependemos mucho de lo que hagan los encargados en la faz ofensiva, y no siempre se puede estar a un gran nivel.

Saludos!

Migue

pd: Te he dado un reconocimiento por tu blog. Pasate por el mio

Riikii dijo...

Que te pareció el debut de Arshavin? Como estás viendo la Premier?

Debate en mi mundo sobre estos temas e infinitos más.


Saludos

Mundo-Riki