domingo, 22 de febrero de 2009

Batalla en el Bosque

Se que voy a discrepar de los muchos atléticos comentaristas, pero en el Sánchez Pizjuan yo sí vi un partido de fútbol. He visto un equipo diferente, he visto pizarra, he visto orden y disciplina y he visto esfuerzo y entrega. Lo que no quita para que al final del partido se me haya quedado la misma cara de tonto que a la mayoría.

El partido se planteó bajo las presupuestas premisas de Abel: reducir los espacios, ahogar la circulación del contrario, apoyos continuos y buscar la llegada lo antes posible. El problema fue que Jiménez hizo exactamente el mismo planteamiento y el partido se convirtió en una serie de combates perfectamente programados en el centro del campo, con las retaguardias alertas a cualquier incursión sobreviviente.

La presión y la destrucción dominaba sobre la conducción y la creación, las defensas superaban a las delanteras y los porteros eran meros espectadores. El partido, tal y como se desarrollaba, sólo podría desequilibrarse por la aparición de una jugada aislada, aprovechando cualquier despiste defensivo o en la presión, o bien por la aparición de una genialidad que impusiera la individualidad sobre la colectividad.

Sucedió en el primer tiempo con el fallo estrepitoso de Forlán, que en la misma raya de gol mandó el balón al larguero, y sucedió al final del partido, cuando Navas “robó” un centro que no era para él y se plantó delante de Leo Franco para sentenciar el encuentro.


No fue una batalla en campo abierto, sino en el bosque. Una batalla fea, callada, irregular y de enorme desgaste. Fue un partido de fútbol complicadísimo, feísimo para el espectador, enorme para el jugador, que, igual que se perdió, pudo haberse ganado. Reconociendo las carencias de plantilla de este Atleti, soy optimista. Hay que seguir trabajando.

12 comentarios:

atletista sin solución dijo...

Yo vi un partido más serio y equilibrado que los últimos del Atleti, eso es verdad.

Nos faltan centrocampistas con calidad que puedan controlar el partido y dar pases a nuestros delanteros.

Creo que Abel tiene una idea de cómo debe jugar el Atleti, lo que creo que no tiene es tiempo. ¡Ojalá me equivoque.

Saludos, Miguel.

ÁnGeL R. dijo...

Buenas,fuimos mejores que el Sevilla y lo justo sería que nos hubiesemos quedado con los tres puntos.Vi más actitud y juego,y opino como tu,los resultados llegaran,saludos!
www.atleti1903.blogspot.com

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Estos partidos tácticos y tal, no me gustan nada. Me aburren. No hubo fútbol, sólo pizarra. El fútbol así no me engancha. Y encima se pierde.... pues vaya sábado.

un abrazo.

Borja Corchado dijo...

Estoy de acuerdo en que el Atleti mostró una mayor solidez, pero eso no es suficiente. El de ayer era un partido para ganar y seguir vivos en la pelea por la Champions, o para perder y decir adiós a la máxima competición continental. Me temo que no nos meteremos en Champions. El mazazo de ayer pude afectar a la plantilla, quizás no en la Champions, pero sí en los enfrentamientos inminentes ante Barcelona, Real Madrid y Villarreal.

Un abrazo

Sílvia dijo...

Hola Miguel!
Antes de enfrentarnos el próximo domingo toca la Champions. a los dos equipos nos favorece un cambio de chip.
saludos y suerte ante el Oporto.
Sílvia

josé sellés dijo...

Hola, tranquilos, ahora debéis disfrutar con la champions, amigo ¿oye crees que hay liga?
por favor contéstame en mi blog
futbol-chicks.blogspot.com
GRACIAS

cristo dijo...

26Estoy de acuerdo contigo. Que el Sevilla en el Pizjuan te haga 3 o 4 ocasiones de gol entra dentro de lo normal. Por lo menos, en defensa hemos mejorado y nosotros tuvimos tantas oportunidades como ellos.
De todos modos, en mi opinión, Abel sigue equivocándose en la elección de los jugadores y en la táctica; básicamente porque nuestros laterales son un coladero, Raúl García no está capacitado para ser el cerebro de un equipo de primera división y lo de Maniche empieza a ser tan penoso como lo de Pernía.
Pienso que con la plantilla que tenemos, lo más lógico sería jugar con tres defensas. Cuatro en el medio campo: Dos carrileros; Raúl García y Antonio López, otros dos en el centro; uno de ellos tiene que ser Banega y delante; Simao con Agüero y Forlán.
Podríamos presionar mejor y más arriba y en caso de que nos desborden por las bandas siempre habría ayuda de los centrales. No es el sistema de juego que más me guste pero si creo que es el más apropiado a las características de nuestros jugadores.
De cualquier forma, estoy seguro que de este pack de 5 partidos vamos a sacar más puntos que en la primera vuelta.
Un abrazo.

miguel diaz dijo...

@ atletista,
Tienes razón. Sigue faltando ese centro campista que desequilibre y de tiempo andamos fatal para hacer experimentos. Un abrazo

@ angel,
Pienso que sí. Globalmente el Atleti fue mejor y llevó más el partido a su terreno. Los resultados tienen que llegar. Un abrazo.

@ fernando,
Desde luego. Estos partidos feos feísimos sólo se perdonan si se ganan. Hubo mucho miedo a perder por ambos bandos y vimos un partido del Calcio en vez de de la Liga. Un abrazo.

@ Borja,
Cierto. El partido de ayer se debía haber planteado como una final. Los partidos contra Sevilla, Valencia y Villareal son de cuatro puntos y hay que ganarlos sí o sí. Ayer creo que los jugadores salieron convencidos de ganarlo y lo mejor es que si el martes ganamos al Oporto el partido de Sevilla quedará en el olvido (aunque no los puntos perdidos). Se complica la Champions enormemente, pero eso ya lo sabíamos desde hace un mes. Un abrazo.

@ Silvia,
Gracias por tus deseos. Espero que la Champions nos traiga la necesaria confianza para que el domingo a las siete en el Calderón, empecemos nuestra particular racha ganadora. Un abrazo. miguel

@ José sellés,
Pues no se si habrá Liga para los de más arriba, parece lógico que igual que el Barça ha pinchado un par de veces, lo haga también el Madrid. Sin embargo, lo que sí creo es que el Atleti va pa´rriba y estaremos en Champions. Un abrazo.

@ Cristo,
Yo pienso lo mismo. Creo que los jugadores que tiene el Atleti no permite jugar el sistema que quiere Abel con las necesarias garantías (a pesar de una notoria mejoría de Pernía y una asombrosa recuperación de Pablo). No me gustan los entrenadores que mueren con su sistema en lugar de adaptarse a lo que tienen. También estoy de acuerdo con que Abel se equivoca en la elección de jugadores. En cuanto al sistema que propones, me gusta. Tenemos buenos y rápidos centrales y los laterales no existen, quizás el 3-4-3 que propones, con los jugadores que apuntas se adapte mejor a la realidad de la plantilla. Un abrazo

fernando dijo...

y ahora a ganar al Oporto, no hay tiempo para pensar más en el partido del SEvilla. Un abrazo.

Billie dijo...

Yo me aburrí soberanamente y salvo diez minutos en la segunda parte no ví el partido ganado de ningún modo. Creo que el partido que planteó Abel era el que le interesaba jugar al Sevilla, el empate le valía, no debía arriesgar y podía ganar en una ocasión puntual. El Atleti no está hecho para jugar defendiendo, en esa faceta es un equipo vulgar, este equipo sabe jugar al ataque porque Kun, Simao, Maxi y Forlán son los únicos jugadores que destacan, el resto están a la altura de los del Betis, Espanyol, Málaga, Mallorca u Osasuna, si no piensa en: Maniche, Pernía, Seitaridis, Raúl García... ¿cuál de ellos sería titular en el Barça, el Manchester, el Madrid...? Un abrazo.

miguel diaz dijo...

@ fernando,

Lo bueno de la Champions es que las historias de la Liga sólo duran 24 horas. Hay que ganar al Oporto y no por progresar en Champions, que a mi particularmente me da igual, sino porque tenemos que empezar a encadenar victorias. un abrazo

@ billie,

En las plantillas del Sevilla, Villareal y Valencia seguro que también te salen 7 u 8 que no serían titulares ni en el madrid ni en el Barça. Pienso que tenemos seguro el tercer mejor once inicial de la Liga y admito apuestas por el segundo, a la par que el Madrid. un abrazo

Carlos Fernández del Ganso dijo...

Hola Miguel, éste Atlético es más equipo, más competitivo y más ibérico.
Si tenemos paciencia y dejamos trabajar a los técnicos, podemos llegar lejos.